INVICTA tematizado en FRANK MILLER – SIN CITY

Reloj Invicta tematizado al estilo del Long Island

Hay relojes, de estos a los que llamamos icónicos, que gustan mucho o simplemente no gustan nada.

Uno de estos, en mi  modesta opinión, es el Long Island, del reconocido diseñador Franck Muller, de clara inspiración Art Decó, que se ha copiado e imitado con mayor o menor fortuna o acierto, hasta la saciedad.

Muller diseñó este reloj de estética rectilínea, inspirándose en ese estilo que debutó en la Exposición Internacional de Artes decorativas e Industriales modernas de 1925 en París, y que se convirtió en expresión característica de esa época, evocando un guiño romántico de ese pasado,  donde el Gran Gatsby y sus estridentes fiestas de la “costa de oro”, con bandas de jazz y un claro estilo Art Decó como telón de fondo, marcaron un tiempo de esplendor glamuroso.

__________

Si hay algo que me quedó meridianamente claro cuando empecé en la afición al coleccionismo de relojes, es la animadversión que se tiene por gran parte del coleccionista purista a las copias comúnmente llamadas “fakes”, y que yo comprendí y asumí con prudencia en mis trabajos de diseño de esferas.

__________

Como el modelo en cuestión me gustaba, pero este tipos de piezas están fuera del alcance del bolsillo de la mayoría de los mortales, me propuse tematizar el modelo para hacer un homenaje a la pieza sin caer en el estigma de ser un mero copista.

Apareció un candidato en la “bahía” de procedencia italiana.

Era un claro “homenaje” al Long Island, pero con una esfera de grafía estéticamente un tanto pobre.

La caja tenía esa impronta de estilo art decó, y la malla milanesa de grano grueso  cumplía como las características del estilo que andaba buscando.

El reloj en cuestión era este :

Inicialmente trabajé sobre el diseño original del Long Island, vectorizando los elementos para familiarizarme con el diseño que había plasmado el autor y estudiando la geometría de los elementos.

Recreé una primera prueba con los números únicamente.

Y aquí una reflexión en relación a las copias u homenajes idénticos al original, ... ¿ para que llevar una copia de algo que te gusta si puedes mejorarlo y hacerte un original singular del que no hay dos iguales en el planeta ?....

Así pues, para cambiar el diseño original comencé por sustitir la tipografía.

La nueva tipografié elegida sería la Budapest.

Como la letra tiene un “serif” redondeado, comienzo modificado los números diseñando un número nuevo redondeándolo y alargándolo,  emulando el cambio que también le dio F. Müller en los números para marcar los radios de la circunferencia imaginarios... que curiosamente hay uno cada 6 grados.

Los números están modificados en perspectiva hacia el punto de fuga que se encuentra en el centro del reloj.

Obviamente para no incurrir en derechos de marca, no podía poner nada relacionado con la marca, y decidí sustituir la grafía del modelo, en su lugar, por el de otro gran artista, el guionista estadounidense Frank Miller, y renombrar el homenaje y ponerle el título de una de las grandes obras del Miller: SIN CITY, famosa obra del género negro de 1991.

El diseño de la esfera quedaría definitivamente así:.

En principio pensé sustituir la esfera que traía el reloj,  por una nueva realizada en latón y grabada con la técnica del aguafuerte.

Para ello empleé una plancha de latón de 1 mm., y posteriormente hice otras pruebas en latón de 0.6 mm. de grosor, en la que también grabé el diseño definitivo.

Esta prueba quedó un tanto rústica, ya que las líneas, al ser tan finas, se perdían en el baño de ácido.

Los números de las esquinas tenían el grosor de la mitad de la punta de un alfiler.

Esta muestra tiene 4 cmts. x 2 cmts. más el sobrante que tuve que limarlo a mano.

Envejecido el latón con vinagre y sal,  quedó un tono de color óxido rojizo... las letras al quedar en relieve, al lijar la plancha, se realzan y les aparece el brillo del latón.

Finalmente desistí de incorporarle una nueva esfera al reloj y me centré en la esfera que traía originalmente el Invicta.

Los números del dial original volaron nada más meterlo en disolvente, pero el tratamiento de color negro que llevaba la esfera solo fue posible desprenderlo con ácido nítrico... que volatilizó lo que fuera eso "negro", y me dejó una hermosa esfera dorada con un grabado guilloché impresionante.

Tras la impresión de los modelos y de hacer varios intentos, finalmente,  quedó impresa y terminada la nueva esfera Made in Seville.

La impresión se realizaría con una técnica que me inventé de transferencia de imágenes impresas con tóner laser sobre acetato, y posteriormente fijando la impresión con tintas de joyería, de dos componentes.

Una vez terminada la impresión, le coloqué las dos agujas pero la legibilidad no era la esperada.

Decidí cambiarle el color de las agujas por un color rojo bermellón, y así aportarle un toque de color al reloj, y hacerlo fácilmente legible con un simple golpe de vista.

 

Concluyo así la 1ª tematización realizada en Enero de 2017.