Restauración de LANDI con cal. AS 1130

Estas piezas a menudo las encuentras desahuciadas en alguna manta de mercadillo, y pocos coleccionistas o aficionados les prestan la menor atención.

A pesar de su estado, en su interior, a menudo aparecen calibres más que decentes, como el que monta esta pieza. El incombustible AS 1130

Lleva el puente grabado con la marca LANDI y el número del calibre grabado en la platina. Un As 1130 sin incablock pero con el eje del volante milagrosamente sano.

La firma LANDI, según Mikolisk pertenecía a Fabrique d’Horlogerie Charles Virchaux / Consul SA

La cronología de la marca fué la siguiente:

Consul fue una empresa fundada en 1900 por François Huguenin (1864-1940) empieza a trabajar en una tienda de producción de relojes que más tarde pasará a ser Cónsul.
1904:
La marca Cónsul comienza a exportar.
1915:
La exportación de relojes alcanza un 40% de facturación.
1926:
Charles Virchaux, el yerno de Huguenin, se incorpora en la compañía Montres Consul.
1934:
Charles Virchaux queda al cargo de la compañía.
1942:
Charles-Edouard Virchaux, nieto de François Huguenin, queda al cargo de la compañía.
1946:
Todos los relojes Cónsul son examinados y probados, y el 92% de ellos reciben el grado de «especialmente buenos».
1951:
El movimiento de 30 mm de los relojes Cónsul recibe el primer certificado oficial del Observatorio de Neuchâtel.
Charles-Edouard Virchaux contrae matrimonio con Paulette Graef, propietaria de la compañía de relojes Girard-Perregaux.
1952:
Premio del Observatorio de Neuchâtel.
1953:
Primer premio del Observatorio de Neuchâtel.
1955:
Toda la producción de relojes Cónsul examinados reciben el grado de «especialmente buenos».
1959:
De nuevo todos los relojes reciben el grado de «especialmente buenos».
1962:
Montres Consul se convierte en una compañía de acciones limitada.
1969:
Se crea un holding con Girard-Perregaux; Charles-Edouard Vischaux se convierte en el Director General.
1979:
El holding es vendido a Desco, en Zurich.
1983:
Se crea la marca de relojes Catamarán, que pasa a ser una división de Cónsul.
1985:
La compañía Girard-Perregaux es vendida.
1986:
Montres Consul y sus divisiones se mudan a Biel / Viene.
1996:
Montres Consul es vendida a nuevos propietarios, cuyas intenciones son seguir con la tradición ya empezada.
1998:
La fábrica de Montres Consul regresa a su lugar de origen, Neuchâtel.
2000:
Centenario de Relojes Cónsul.

Texto extraido de https://www.relojes-especiales.com/foros/vintages/rebuscando-en-los-cajones-193500/

La esfera está totalmente borrada y las agujas pintadas con alguna pintura negra grumosa.

La caja y la corona gastadas por el uso.

La tapa trasera también ha sufrido lo suyo.

Y la tija, con el desgaste y óxido propios del estado general del reloj.

La trasera de la esfera viene con un patrón de las iniciales, posiblemente, de la empresa esferista CM.

El muelle real con mucho óxido se sustituye por un nuevo muelle.

Comienzo limpiando a fondo la esfera con lana de acero.

Voy a utilizar pintura Humbrol sintética aplicada con aerógrafo. Y comienzo dando un fondo de color salmón.

Una vez seca comienzo a lijar con cuidado los apliques.

Recorto y aplico máscara de pintura para tapar las partes de color que quiero que se conserven, para hacer el bitono que tengo diseñado.

Y aplico con aerógrafo el color blanco.

Una vez seca, retiro la máscara y la esfera queda en el deseado efecto bitono.

El diseño de la esfera contendrá una escala métrica exterior y la escala del segundero, más las grafías LANDI Antimagnetic originarias del reloj.

Y el resultado es este.

La esfera por su parte trasera se ha limpiado para retirar los restos de suciedad anteriores.

El calibre limpio y aceitado, con tija y corona nuevas.

Y colocado en la caja, que se ha limpiado con amoníaco, pulido con pulimento de metales y posteriormente se ha barnizado para evitar el ennegrecimiento.

Les coloco dos agujas nuevas de estilo daupine.

Y finalmente le he confeccionado una correa tipo nato, de piel de vacuno.

Y para finalizar, el antes y el después.